11 diciembre 2011

Entonces, ¿cómo empiezo a complementar a mi bebé?


    Los alimentos deberán ser simples, de fácil digestibilidad, y  a la vez  ricos en los nutrientes que el bebé necesita:  la banana, la manzana, la pera: tienen hierro, entre otros elementos beneficiosos. Los cereales: arroz y harina o fécula de maíz les aportan vitaminas. No se recomienda el uso de trigo, avena cevada y centeno antes de los ocho meses. También calabaza, zanahorias, que aportan vitamina A, entre otras, y papas y camote. Si queremos aumentar las calorías, le agregamos aceite de maíz, preferenemente. En nuestra zona, que es mas barato y más difundido el uso del aceite de girasol, está bien su uso, pero no se recomiendan los aceites mezcla. Se le puede agregar leche de madre o la que el bebé esté tomando. Así, además de proporcionarle mayor energía, le agregamos un sabor que para nuestro niño es conocido.

   Hacia el séptimo mes, la carne magra de pollo o de vaca, bien triturada, ofrece más proteínas, una textura diferente, y zinc, también indispensable para las funciones neurológicas.
   El agregado del huevo es discutido según los países y las costumbres. pero cuando se introduce, éste deberá estar hervido, y se comenzará por una porción de la yema durante algunos días. No nos olvidemos tanto la clara como la yema pueden ser causantes  de alergias.
Recordar: la capacidad gástrica  del lactante es pequeña todavía. 

3 comentarios:

Daniel Paredes dijo...

Gracias, doc. Siempre muy útiles tus consejos.
Así que aún no se ponen de acuerdo con la discusión del huevo. Y yo que pensaba que era de lo más sano, y casi que la obligaba a mi hijita porque a ella mucho no le gustaba el huevo hervido.
Un beso.

silvia dijo...

Daniel, lo que está discutido es la incorporación del huevo a los seis meses, como indican algunos nutricionistas, a los siete, como preferimos algunos pediatras, o más tarde, como se recomienda en algunos países. pero el huevo es una buena fuente de proteínas, y de hecho, lo consumimos bastante, ya sea en preparaciones, como los fideos, tortillas, cremas, etc, o os tradicionales huevos fritos o su variedad al poché(para los niños, no es recomendable usar frituras). Gracias por estar tan atento y hacerme aclarar lo que quedó medio oscuro. Cariños.

Daniel Paredes dijo...

Gracias a vos, querida Silvia, por la aclaración.
Un beso.

 
©Suzanne Woolcott sw3740 Tema diseñado por: compartidisimo