06 abril 2012

NUESTRO HIJO SE RESFRIÓ

   El primer resfriado de los bebés suele asustar mucho a los papás primerizos. ¿Qué deben saber para no alarmarse?.
   El resfrío es una de la enfermedades más frecuentes y benignas de la infancia. Es autolimitada. Los niños suelen tener de ocho a diez veces al año un cuadro de resfrío.
   Es producido por una serie de virus que se denominan rinovirus, que producen congestión nasal, picazón o dolor de garganta, secreción nasal que puede ser acuosa, transparente, o más espesa, amarillenta o verde. Suelen tener fiebre, dolor de cabeza y dolor muscular, cansancio y pérdida del apetito.
   Con tratamiento o sin él, dura alrededor de siete días. Es importante mantener la vías respiratorias despejadas, sobre todo en los bebés. Esto lo logramos con solución fisiológica aplicada en las fosas nasales, y luego aspirando o haciendo sonar la nariz, en los niños más grandecitos. Fluidificar las secreciones es muy importante.

   En caso de fiebre alta, intentar medidas generales, como disminuir el abrigo, colocar paños frescos en la frente o, en caso de ser necesario, usar paracetamol, si son menores de dos años. En los mayores de dos años puede utilizarse también ibuprofeno, pero debemos recordar que la fiebre no debe bajar de golpe,  y no tenemos que preocuparnos si está por debajo de 38 grados centígrados.
   Como va a estar inapetente, ofrecer alimentos fáciles de digerir.
   No es recomendable el uso de descongestivos nasales. Tampoco se debe usar antibióticos que, además de no ser útiles para estos cuadros, pueden perder utilidad en casos que sí los necesitemos.
   

2 comentarios:

Daniel Paredes dijo...

Muy útil y claro, querida Silvia. No sabía que en caso de fiebre es aconsejable disminuir la cantidad de ropa. Siempre aprendo algo nuevo en esta casa.
¡Muchas gracias!

silvia dijo...

Gracias, Daniel. Me alegro poder ser útil. Lo de desabrigar al niño es para que la fiebre disminuya. Hay otras teorías, pero esta es la que, por el momento, creo conveniente. De todas maneras, aprovecho para recordar que la fiebre es una defensa del organismo contra los agentes agresores. No es conveniente bajarla demasiado, ni en forma rápida.

 
©Suzanne Woolcott sw3740 Tema diseñado por: compartidisimo